img
noviembre 2019 | RSC y Desarrollo Sostenible
img
Retos de la ordenación territorial y la planificación urbana en el contexto de la Agenda 2030. María García Pizarro. Vicesecretaria General Primera de la Unión Iberoamericana de Municipalistas
 
 
 
 
El informe de ONU HABITAT relativo al Estado de las ciudades de América Latina y Caribe 2012 señala unos hechos y unas claves para el cambio que, de manera sintética, recogemos y solo los correspondientes al proceso de población y urbanización alimentados con los datos compartidos a partir de la construcción de la Nueva Agenda Urbana de Naciones Unidas en el año 2016 .
Unos breves apuntes sobre los Hechos
1. América Latina y el Caribe es la región más urbanizada del mundo. Y Según datos de PNUD Hábitat en el año 2015 el 54% de la población mundial vive en ciudades.
2. El número de ciudades se ha multiplicado por 6 en cincuenta años. La mitad de la población urbana reside en ciudades de menos de 500.000 habitantes.
3. El éxodo migratorio del campo a la ciudad ha perdido peso en la mayoría de los países. Las migraciones son ahora más complejas y se producen fundamentalmente entre ciudades, a veces, traspasando las fronteras internacionales. También son relevantes los movimientos de población dentro de las ciudades, entre el centro de la ciudad y su periferia, así como entre centros urbanos secundarios.
4. La expansión urbana ha hecho que muchas ciudades desborden los límites administrativos de sus municipios y terminen absorbiendo físicamente otros núcleos urbanos.
5. Se calcula que el 80% del producto interior bruto de la región procede de áreas urbanas. 6. El ingreso per cápita se ha triplicado en las ciudades, si bien con amplia disparidad. Muchas ciudades tienen una renta por habitante mayor que el promedio de su respectivo país.
7. El 70% del consumo energético se produce en las ciudades y es el mismo porcentaje el que las ciudades emiten con efecto de gases invernadero.
8. Adquieren fuerza, en términos económicos, las ciudades más pequeñas. Hay un alto dinamismo de ciudades fronterizas y ciudades en corredores económicos o en la periferia de los conurbanos. “Estamos en un momento en el que es crítico hacer un cambio pasando de la urbanización como problema a la urbanización como oportunidad.”
Y ante estas circunstancias, ¿Cuáles son las claves para el cambio?
1. La mancha urbana sigue expandiéndose, a pesar de la desaceleración demográfica. Las ciudades crecen cada vez menos compactas y se expanden físicamente a un ritmo que supera el incremento de su población, un patrón que no es sostenible.
2. La Región necesita impulsar una política territorial y un planeamiento urbano que mejoren los actuales patrones de crecimiento urbano, eviten una expansión dispersa de la ciudad y propicien la densificación, con un mejor aprovechamiento del espacio, evitando, así, una mayor segmentación física y social.
3. Es preciso, y posible, impulsar una política territorial y un planeamiento urbano que mejore las condiciones de vida, el bienestar social y la calidad de vida en las ciudades generando territorios atractivos y competitivos.
4. La disminución del ritmo de crecimiento urbano permite eludir los problemas resultantes del crecimiento acelerado y concentrar los esfuerzos en la mejora de los espacios, las infraestructuras y servicios existentes.
Los países y las regiones trabajan en una Nueva Agenda Urbana centrada en tres puntos:
1. El rol de un urbanismo sostenible como clave para garantizar un desarrollo sostenible.
2. La relación y el diálogo necesario entre los ámbitos urbanos y rurales
3. La conexión entre las dimensiones de sostenibilidad económica social y medioambiental para la construcción de sociedades estables, prósperas e inclusivas
Hoy los Gobiernos y los gobernantes tienen un compromiso claro y clave con la Agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible y deben centrar su mirada en el ODS 11, que busca “Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”; un objetivo que, en sí mismo, impacta de manera notoria en el conjunto de los 16 ODS y principales objetivos que integran el compromiso mundial más importante que se ha gestado.