img
junio 2019 | RSC y Desarrollo Sostenible
img
Acciones por y para el desarrollo
 
 
 
 
Hace solo unos pocos días, supimos que España acogerá la próxima Cumbre del Clima. En el mes de diciembre, nuestro país se convierte en anfitrión de la COP 25, un encuentro de vital importancia, máxime teniendo en cuenta que, ante un escenario incierto, marcado por la que es ya una más que evidente urgencia climática -o crisis del clima- urgen respuestas inmediatas y compromisos firmes que den continuidad y que impulsen el cumplimiento de los acuerdos acordados en la histórica cumbre del Clima de París de 2015 (COP 21).
La de 2015 fue una Cumbre histórica por los muchos compromisos adquiridos para hacer frente al cambio climático, una realidad a la que, como digo, urge dar una respuesta unánime, consensuada y contundente. Urgente. Y que requiere el esfuerzo conjunto y en alianza de todos los agentes implicados.
Proveer un futuro a las generaciones presentes y a las que están por llegar es algo más que un compromiso político; algo más que un compromiso de las instituciones y las organizaciones públicas, privadas y del tercer sector. Proveer un futuro a nuestra juventud es una obligación moral, ante la que ya no cabe demora alguna.
De sobra es conocido que la juventud ha tomado las calles, liderados por la joven activista sueca, Greta Thunberg, en un movimiento -el Fridays For Future- imparable que nos exige que reflexionemos y actuemos sobre la forma en la forma en que nos relacionamos con el Planeta y que todos, sin excepción, apelando a nuestro compromiso con la Agenda 2030 o los acuerdos de París por el Clima, entremos en acción para salvar al Planeta de un futuro más que previsible. Urge una respuesta inmediata y coordinada, tal y como vienen haciendo las diferentes administraciones -públicas y privadas-. Acciones como las puestas en marcha por la Diputación de Granada, con su Plan de Concertación Municipal con el que la entidad provincial dará asistencia a los municipios en materias clave como el empleo, el desarrollo local o la transición energética. O el Plan Adapta, impulsado para la mitigación y adaptación local a las consecuencias de la crisis climática en la provincia de Granada.
De todo ello, se da cuenta en este nuevo número de nuestra publicación, en la que se abordan otras cuestiones cruciales para seguir avanzando en la senda del desarrollo sostenible sin dejar a nadie atrás, como la necesidad de seguir aunando esfuerzos para acelerar los objetivos y metas del ODS 5, relativo a la igualdad de género. Buena muestra es la entrevista mantenida con Isabel Veiga, Técnica de Igualdad, del Servicio de Igualdad de la Delegación de Igualdad, Juventud y Administración Electrónica de la Diputación de Granada, y en la que queda patente que, respecto de la igualdad, queda aún un largo camino por recorrer. Los presupuestos de la Diputación de Granada responden a nuestro firme compromiso por responder a las necesidades ciudadanas y municipales, teniendo muy presente una perspectiva de género.
Conocerán también la labor desarrollada por la ONG Aldaima, que apela a la solidaridad de las familias granadinas para proveer un hogar a menores especialmente vulnerables y en riesgo de exclusión. Solo en nuestra provincia, 12 menores esperan una familia dispuesta a acogerlos y, sobre todo, a ofrecerles un hogar temporal en el que crecer.
El impulso de los objetivos y metas del ODS 12, “garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”, nos llega de manos de novedosos modelos de negocio como el de Biodiverxa, en el que nos sugieren un deleite para nuestros sentidos, en el que las promotoras aúnan conceptos como la alta gastronomía, la protección de la biodiversidad y la responsabilidad social y cultural, con la sostenibilidad plena como adalid de su trabajo.
Desde nuestro ámbito de actuación, seguimos trabajando por y para el proyecto del Geoparque de nuestra provincia. Una iniciativa de desarrollo, que comenzó a fraguarse en el territorio hace más de 12 años y que, desde entonces, ha ido sumando apoyo institucional, científico y socioeconómico, refrendando los buenos resultados que derivan de un trabajo conjunto y ordenado, en un marco de alianzas y cooperación, como el que nos propone el ODS 17 de la Agenda 2030. Gracias a este trabajo, hoy, nos encontramos más de cerca de consolidar el proyecto de alto valor del Geoparque de Granada y que cuenta también con el apoyo de la Red Mundial de Geoparques de la UNESCO.
Como tendrán ocasión de ver y leer en este nuevo número de nuestra newsletter, seguimos trabajando por y para el futuro. Por y para un futuro que no espera. Y en el que nadie quede atrás. De cada uno de nosotros y nosotras, depende decidir si queremos formar parte del problema o parte de la solución. Quienes formamos parte de la Diputación de Granada, lo tenemos claro. Nos sumamos a la solución.